En el espíritu de San Brochero “Una Patria de hermanos”

Nuestra Patria, atraviesa momentos de dificultad. La situación de pobreza en nuestra provincia y país, se manifiesta, no en cifras, sino en personas, en historias de vida, reales y concretas, que para nosotros dejan de ser números o estadísticas.

Esta realidad nos interpela a todos –más allá de los intereses sectoriales- Sólo cuando antengamos una mirada desde el Bien Común podremos comenzar a dar respuestas y superar este flagelo de la pobreza que toca diversas aristas de nuestra sociedad, como es el caso de la educación.

 

Descargar el mensaje en PDF